Sociedad Offshore en Islas Caimán

Las Islas Caimán son un territorio británico de ultramar y un paraíso fiscal muy conocido con una jurisdicción que comprende principalmente tres islas: Gran Caimán, Caimán Brac y Pequeño Caimán. Se encuentra en la zona del Caribe, al sur de Cuba y al noroeste de Jamaica. Con una población de menos de 50.000 habitantes las Islas Caimán tienen uno de los mayores PIB per cápita, ocupando la posición 14 en el ranking mundial. Cayman tiene un régimen jurídico bien establecido, es un territorio británico de ultramar políticamente estable, tiene estructuras empresariales flexibles y, cada vez más atractivos en el acelerado mundo de las finanzas internacionales.

La fiscalidad presenta muchas ventajas para no residentes y empresas offshore y no hay impuestos sobre la renta, impuestos sobre las ganancias del capital, impuesto a la herencia. Esto ha permitido situar a las Islas Caimán como el quinto centro financiero internacional, con más de 90.000 empresas registradas de las cuales hay más de 600 bancos, los cuales manejan más de 500 mil millones de dólares en activos.

Requisitos para constituir una empresa

Los requisitos para constituir una sociedad offshore en Islas Caimán son: contar con al menos un director que puede ser individuo o una entidad corporativa. Contar con al menos un accionista que también puede ser individuo o una entidad corporativa. El director puede ser la misma persona que el accionista. También es necesario contar con un secretario de la sociedad que estará a cargo de los asuntos legales de la empresa. El capital social mínimo es de USD 50.000 sin necesidad de desembolso. A pesar de que se está obligado a facilitar el nombre de un director, accionista y secretario, la información se guarda en el registro de empresas y no está disponible al público.

Tipos de empresas

Básicamente hay dos tipos de empresas que se pueden constituir en las Islas Caimán como sociedades offshore.

Empresa no residente

Una empresa no residente tiene prohibido realizar cualquier actividad económica dentro de la jurisdicción y debe probar que su su negocio se lleva a cabo exclusivamente fuera de la jurisdicción. La ley exige que al menos una junta de accionistas debe celebrarse en la Isla, pero se puede designar un apoderado.

Empresa exenta

El otro tipo de empresa que puede constituirse es la empresa exenta que no necesita celebrar junta anual en la Isla pero se requiere una junta anual de directores en la jurisdicción. No debe de incluir “Limited” en el nombre.

Usos y ventajas

  • Eficiencia fiscal en comercio internacional
  • Mantener propiedades e inversiones
  • Parte de una estructura financiera más compleja
  • Compraventa de acciones
  • Herencias y transmisiones patrimoniales

Características Sociedad Offshore en Islas Caimán

Entidad: Empresa exenta
Legislación corporativa: English Companies Act of 1948, Companies Law 1961, Companies Law (2007 Revision), Companies (Amendment)(No 2) Law 2009, Companies (Amendment) Law 2011, Companies (Amendment) Law 2013.
Confidencialidad: El Registro de Sociedades sólo contiene el nombre y tipo de empresa, su fecha de registro, la dirección de la sede social y la situación de la empresa. Revelar cualquier otra información está prohibido salvo que lo solicite una agencia de aplicación de la ley.
Requisitos contables: No se requiere contabilidad, auditoría ni presentar cuentas.
Impuestos: Exenta de impuestos
Secretario requerido: Sí
Capital suscrito y desembolsado: El capital social estándar es de 50.000$ sin mínimo de desembolso.
Número mínimo de directores y accionistas: Mínimo 1 director y accionista
Acciones al portador: Sí, deben ser custodiadas por un Agente autorizado.

Otros tipos de empresas

Bajo la ley conocida como SIBL (SECURITIES INVESTMENT BUSINESS LAW -2014 Revision), todas las entidades constituidas o establecidas en las Islas Caimán que se dedican a los negocios de inversión de valores (gestión de valores, asesoramiento sobre valores, fondos de inversión, instrumentos de deuda, warrants, opciones, futuros, CFD), están obligadas a contar con una licencia apropiada de la Autoridad Monetaria.

Cualquier persona que desee incorporar una compañía offshore debe en primera instancia cumplir toda la legislación contra el lavado de dinero local y la prevención de las leyes antiterroristas que son cada vez más estrictas. Bajo el estricto régimen de Conozca a su Cliente (KYC), todos los nuevos clientes tienen que demostrar quiénes son, dónde viven y el motivo de la creación de la empresa.